Lessant | Cuidando el presupuesto de la boda
Somos artesanos de eventos y creadores de experiencias.
artesanos, eventos, creadores, experiencias.
16384
post-template-default,single,single-post,postid-16384,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Cuidando el presupuesto de la boda

Cuidando el presupuesto de la boda

¡Hola a todos!

Sabemos que al comenzar con la planeación de una boda, un tema que suele ser complicado y muchas veces no sabemos como manejar es “EL PRESUPUESTO DE LA BODA”. Es por eso que hoy les queremos compartir algunos consejos para cuidar su presupuesto, independientemente del tamaño de este.

1.Lista de invitados: con boda en puerta todos quisiéramos invitar a los amigos de primaria, secundaria y hasta a los primos que aparecen en la foto de navidad de cuando teníamos 4 años pero no recordamos ni su nombre… lo primero es tener bien definido el número máximo de invitados que tendrán y evitar el clásico “+1” , lo mejor es que inviten a aquellas personas que de verdad se alegrarán y celebrarán con ustedes este gran paso en su vida, aquellas con las que podrían contar incondicionalmente o las que han sido parte de su historia de amor. Recuerden que a medida que sube el número de invitados, sube el presupuesto.

2. Prioridades de la boda: acuerden juntos lo que quieren y definitivamente no puede faltar en su boda, aquello en lo que creen que vale la pena invertir más y vayan priorizando de acuerdo a esto, por ejemplo: si para ustedes lo más importante es que sus invitados no dejen la pista de baile en ningún momento, entonces pueden destinar una mayor parte del presupuesto a la música, siempre estando conscientes de que el presupuesto será menor en cuanto a aquellos proveedores que no consideran indispensables para su boda.

3. Tiempo: entre más tiempo tengan para planear la boda, mejor. ¿Por qué? 1. los costos pueden reducirse considerablemente debido a que entre más cercana la fecha es más difícil encontrar lugares y proveedores disponibles y por la demanda los precios suben, 2. tener más tiempo nos da una mejor visión de la corrida económica de la boda, es decir, podemos planear (económicamente) la boda de manera más acertada.

4. Evitar impulsos: si de pronto han visto una idea en alguna película, en otra boda o sencillamente tienen algo nuevo en mente que sale del presupuesto, analicen si realmente es algo necesario o un deseo del que pudieran desprenderse para apegarse lo mayormente posible al presupuesto. Claro que, si ustedes creen que lo vale y están dispuestos a invertir en ello, adelante, sin miedo vean opciones y disfrútenlo en su gran día.

5. Un(a) wedding planner: definitivamente contar con un profesional es básico no sólo para ayudarte a diseñar el evento, a elegir proveedores y a llevar la logística/coordinación del gran día, sino también los ayudará con todo el tema económico de la boda, es decir, a calendarizar pagos, llevar un orden de los depósitos y contratos y, lo más importante, optimizar el presupuesto.

Recomendación: recuerden que puede haber imprevistos durante la planeación de su boda, por lo que les aconsejamos considerar aproximadamente 10% adicional al presupuesto definido inicialmente.

El éxito real de una boda no depende de que tan alto sea su presupuesto, sino de encontrar un equilibrio en cuanto a lo que queremos y lo que nuestra capacidad económica nos puede dar.

¡Excelente martes! No se pierdan el blog de la siguiente semana.

 

“La planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentes”

-Anónimo